Suscripción mensual QUESOS de La Mandu

Scroll

Hace muuucho tiempo que nos estabais pidiendo una suscripción de nuestros quesos, y como vuestros deseos son órdenes para nosotras, ¡aquí está por fin!

suscripción - quesos la Mandu

Suscripción 1, 3 o 6 meses

En cada caja (y cada mes) te ofreceremos una selección exclusiva de quesos elegida con mucho mimo por nosotras con la única intención de sorprenderte y que disfrutes en casa con quien tú quieras.

El rico contenido de esta suscripción es:

  • Surtido de 4/5 quesos diferentes, con distintas intensidades y texturas, perfectos para hacer una tabla completa (o más bien varias…). Uno de ellos será un clásico de La Mandu y con los otros te sorprenderemos según las novedades del mes. (Cantidad total aprox. 800 g – 1 kg).
  • Un paquete de Crackers

¡Quiero suscribirme ya!

QUESOS SUSCRIPCIÓN MES DE ENERO

1 –Kurmann Reserve (vaca, cruda)

Queso suizo de leche cruda tipo appenzeller. Creado por el heredero de la familia Koch, una familia típica de la región de Appenzell que elaboran queso desde hace más de 50 años. Kevin Koch renovó la quesería creando quesos de sabores y creaciones originales, y este es uno de ellos. Corteza natural lavada, que aporta mucha personalidad al queso y que se puede comer!

2 – Montanera (oveja, cruda)
Queso artesanal, hecho con leche cruda de oveja en Fuenteobejuna, Córdoba. Se trata de una pasta prensada, lo que es el estilo más tradicional de queso que se elabora en España (en esta familia está Idiazabal, Manchego, Zamorano… y también Montanera). Con una curación de unos 4-5 meses, es un queso clásico pero elegante.

3 – Tomme Vache-Brebis (vaca + oveja, pasteurizado)

Queso elaborado con leche cruda de vaca y oveja en Iparralde (País Vasco Francés). Pasta firme, pero cremosa, y de sabor bastante más intenso de lo que aparenta… Aunque la corteza es natural, no te recomendamos comerla en este caso, ya que no te va a «mejorar» el queso.

4 – Xiros (vaca, cruda) 

Interpretación gallega de un Camembert de Normandía, nos encanta porque no llega a tener el punto amoniacal que sí tiene un Camembert evolucionado. Corteza comestible y textura cremosa, que se va haciendo aún más cremosa y de sabor más intenso con el paso de los días.

5 – Morbier (vaca, cruda)

Este popular queso francés de pasta prensada no cocida, es un queso elaborado con leche cruda de vaca de la región del Jura, donde se elabora también el archiconocido Comté. Se distingue por su franja horizontal de color gris oscuro que atraviesa todo el queso. Se trata de una capa de ceniza de carbón vegetal que permitía a los queseros separar los distintos ordeños del día (no temas! es totalmente comestible).Tiene textura semi blanda, mantecosa y elástica. Perfecto para tus mejores sándwiches, en una tabla de quesos (por supuesto), incluso para desayunar, o fundido en raclette.

 


QUESOS SUSCRIPCIÓN MES DE FEBRERO

1 – Bethmale cabra (Iparralde, cabra, leche pasteurizada)

Este queso es la versión en leche de cabra del tradicional Bethmale que se hace con leche de vaca, y que es uno de los quesos de leche de vaca más conocidos de la región de los Pirineos Orientales.

Recibe el nombre del pueblo donde se produce en la histórica provincia de Couserans, del condado de Foix, al oeste de Ariège, cerca de la frontera española. Se trata de un queso de leche cruda de cabra que se elabora de forma estacional. Presenta una fina corteza frotada, cepillada y ligeramente lavada de color anaranjado, que alberga en su interior una pasta blanca de textura elástica, salpicada con pequeños agujeros (ojos).

Los aromas son agradablemente picantes, con recuerdos a bodega y tierra húmeda. Corteza comestible.

2 – Alp Blossom (Suiza, vaca, leche cruda) 

El Alp Blossom es un queso alipino de corteza recubierta de hierbas y flores alpinas, incluyendo aciano, lavanda, caléndula, mejorana, lovage y perifollo. Su pasta es de color amarillo pálido, de textura flexible y elástica con esporádicos ojos perfectamente redondos, en boca destacan los sabores a galleta caramelizada, potentes hierbas y pétalos de rosa, también tiene toques a nueces tostadas, ligeramente salado, mantecoso y un poco carnoso, y con los sorprendentes contrapuntos crujientes de la corteza, pero su olor herbáceo y dulzura pastoral son lo que le dan su personalidad propia.

3 – Fourme d’Ambert (Francia, vaca, leche pasteurizada) 

Este antiguo queso azul francés elaborado en la zona de Auvernia ya se elaboraba mucho antes que el Stilton inglés, con el que guarda cierto parecido, en forma y mantecosidad.

El Fourme d’Ambert tiene forma de cilindro de unos 20 cm de alto y entre 10 y 13 cm de diámetro. Posee una corteza rugosa de color marrón grisáceo (comestible), y su pasta firme y de color marfil presenta vetas de color azul verdoso y distribución libre.

Tiene un interesante aroma a nueces tostadas y un sabor afrutado. Es un verdadero azul todoterreno: ideal con manzanas o peras, o para cocinar una buena pasta o pizza.

El tipo de azul perfecto para los que todavía tienen “respeto” a esta categoría a veces tan temida.

4 – Hacienda Zorita (Salamanca, oveja, leche cruda) 

Pasta prensada de oveja, corteza no comestible. Se elabora de forma tradicional a partir de leche cruda de oveja churra (las mejores ovejas de la finca, alimentadas con pasto fresco y natural) con cuajo animal, lo que aporta aún más matices ovinos al queso. Madurado sobre madera, lo que confiere más complejidad, aportando un sabor en el que se notan sabores ácidos, salados y ligeramente picantes. 

5 – Pecorino Romano (Italia, oveja, leche cruda)

El Pecorino Romano es un queso elaborado con leche cruda de oveja (“pecora” en italiano), fresca y entera. El Pecorino Romano (a diferencia del Pecorino Toscano, que es más suave) es un queso muy aromático, de consistencia dura y de sabor robusto y ligeramente salado qu además de poderse disfrutar en una buena tabla de quesos, resulta una opción perfecta para acompañar un buen plato de pasta.  


QUESOS SUSCRIPCIÓN MES DE MARZO

1.O MOURO – Vaca (pasteurizada) – A Coruña
Queso de tipo “país” gallego (es decir, cremoso y con un toque a mantequilla), elaborado por la cooperativa Campo Capela en la provicia de Coruña.

¿Por qué la corteza tiene ese color? ¿Es un queso ahumado? No, ¡para nada! Una vez las piezas están elaboradas, la corteza se “infusiona” con café y canela… Lo sabemos, suena muy muy raro, pero te va a encantar esta combinación tan loca.

2.CACHIRULO – Cabra (cruda) – Huesca
Elaborado por los chicos de Estrabilla en Valsalada, Huesca, estás ante una láctica de cabra con corteza completamente natural y cubierta con ceniza (totalmente comestible, no te preocupes!).

Pensarás: “Esto es un rulo de cabra de toda la vida…” ¡Pues no! Nada más lejos de la realidad… Este queso aunque es nacional tiene espírutu francés (te puede recordar al conocido y elegante St. Maure), y es sin duda una de nuestras lácticas favoritas.

Disfrútalo con un buen vino blanco (nunca con tinto, por favor!) y ten en cuenta que según pasen los días se hará más cremoso a la vez que un poquito más intenso.

3.KAIOLAR MIXTO – Oveja + vaca (cruda) – Navarra
Queso de pasta cocida, al estilo de los clásicos quesos de País Vasco Francés. Está elaborado por la quesería Kaiolar, en Navarra, siguiendo una receta clásica de Ossau Iraty pero mezclando leche de oveja y de vaca.

Una vez las piezas están terminadas, se las llevan a queserías amigas ya en territorio francés para que maduren y se afinen el tiempo necesario hasta que estén perfectas y en su punto óptimo de consumo.

La corteza es natural y te la puedes comer sin problema.

4.SIERRA DEL CERRO – Cabra (cruda) – Málaga
El queso más tradicional de la selección de este mes, se trata de un queso de “pasta prensada” elaborado en la provincia de Málaga con leche cruda de cabra.

Ronda los 4 meses de curación y, aunque no es un queso de cabra excesivamente intenso, tiene más personalidad de la que aparente su apariencia.

Perfecto para combinar con algo dulce, como un buen membrillo casero o un dulce de manzana.

5.BOERENKAAS – Vaca (cruda) – Holanda
Un fabuloso Boerenkaas (o lo que es lo mismo, queso tipo gouda pero de granja), elaborado en una de las pequeñas islas Holandesas del Mar del Norte.

A diferencia de los Goudas comerciales, esta maravilla esta elaborada con leche cruda, no pasteurizada, y tiene una maduración mínima de 12 meses. Es complejo, con notas a frutos secos caramelizados, y con esos cristales de tirosina (no son sal, aunque lo parezcan!) que sabemos que te encantan.
Desde luego, ¡el mejor Boerenkaas que hemos probado nunca en La Mandu!

Cerrar

Accede a tu cuenta o regístrate

Cerrar

La cesta (0)

Cart is empty No products in the cart.



0